El día después - Noticias

Feed RSS de la categoría

Yasky(Por Mario Alderete, miembro de la Comisión Política y del Secretariado Nacional del PCA)
Los comunistas hemos bregado siempre por la unidad. Hubiésemos querido que no se llegara a este tipo de confrontación. Aún ahora seguimos sosteniendo la necesidad de que la CTA no se fracture, hay que debatir al interior de ella privilegiando siempre los intereses de los trabajadores.

La voluntad mayoritaria expresada en las elecciones del 23 de setiembre y que tuvo como consecuencia el triunfo de la “Lista de Todos” encabezada por Hugo Yasky e integrada por diversas corrientes, entre ellas la Conat donde militamos los comunistas orgánicos del PC, puso de manifiesto  la adhesión conciente a un determinado proyecto  que comienza por lo sindical pero se entrelaza con la lucha política mas general.


En efecto, la definición de que autonomía no significa neutralidad frente a las agresiones que sufren los trabajadores y el pueblo por parte de sus verdaderos enemigos: el capital concentrado, la burguesía agraria terrateniente y el imperialismo, está definiendo implicitamente cuál debe ser el rol de la Central, es decir, su contribución a la unidad del campo popular para poner un dique de contención a los propósitos que persiguen tales enemigos.


Y es evidente que una tal intención conlleva la necesaria lucha por incrementar las conquistas obtenidas por los trabajadores, que han sido importantes -en particular en este último período posterior a la década menemista y los años de la Alianza-, pero que no son suficientes habida cuenta de la desigualdad social que aún  se prolonga.


Para vencer la resistencia que pone la derecha de todo pelaje con la clara intención de  apropiarse nuevamente del  gobierno para restaurar el mas crudo liberalismo, resulta cada vez mas necesario radicalizar las medidas  gubernamentales de modo que la acción del Estado  vaya en dirección a provocar profundos cambios en la estructura económico-social del país y lograr efectivamente una distribución del ingreso de carácter mas equitativo.


Un objetivo de tal naturaleza, sólo será posible si los trabajadores, junto al pueblo, puja por construir una verdadera alternativa de izquierda amplia y  democrática, que se ubique por fuera de los estrechos marcos de “oficialismo-oposición” y construya su propio proyecto sabiendo valorar los éxitos obtenidos sin temor a ser tildada de oficialista y, en pleno ejercicio de su autonomía, organizar la lucha con el fin de incrementar sus conquistas presionando para que se radicalicen las propuestas de gobierno, sin caer en las redes de los “opositores” sistemáticos y testimoniales de discurso  aparentemente duro.


Estas aspiraciones, que conforman un programa no sólo electoral, dieron nacimiento y vida a la Lista 10, la cual, como decimos al comienzo y lo demuestra el escrutinio, recibió el entusiasta apoyo de la mayoría de los votantes.


Sin embargo, han surgido voces, particularmente de los integrantes de la Lista 1, quienes, con una línea discursiva agraviante e impolítica, pretenden negar el triunfo de la 10 y para ello, una vez más, confunden al enemigo. Pero si fuera sólo el discurso, con ser grave, sería menos condenable que las actitudes que han tenido durante la jornada electoral, que deseábamos  fuera transparente, de confrontación leal entre compañeros que adhieren a diferentes proyectos socio-políticos y pertenecen a la misma Central  que juntos han construido.


Lamentablemente no fue así, hubieron provocaciones, urnas desaparecidas, padrones fraguados, amenazas, afiliados de un lugar que aparecían empadronados en otro y así sucesivamente. Y en todas esa acciones que no tienen absolutamente nada que ver con la democracia obrera, tuvieron participación militantes y simpatizantes de la Lista 1, que no se sabe incluso si estaban afiliados a la Central. Todo ello según lo afirman los integrantes de la 10  y que también  lo detallara en conferencia de prensa el Secretario General Hugo Yasky,  refiriéndose concretamente a los casos de Mendoza y Ezeiza donde no se pudo votar.  Desde la Corriente “Agustín Tosco” podemos agregar los casos de San Juan, Tucumán y Cañuelas, (provocaciones y anomalías) además de La Rioja donde la dirección de ATE Jujuy mandó un micro con afiliados de esa Provincia a fiscalizar, de los cuales casi la mitad no figuraban en los padrones nacionales.


¿Por qué tanto interés en negar el triunfo de la Lista 10, adoptando una posición ilegal y rupturista de la cual pareciera que no tienen retorno? Porque la 10 representa la continuidad de la Central en una línea de respeto a la diversidad, no neutral, de propuesta de unidad de la clase, de construcción de un real movimiento cultural, político y social de liberación, síntesis superadora y aglutinadora de todas las identidades que, lamentablemente  dispersas, pertenecen al campo nacional, popular y revolucionario, sin sectarismos, defensora consecuente de los derechos de los trabajadores y alejada de cualquier intento de convertir a la Central en base de apoyo de una nueva parcialidad.


Por eso, la composición plural de la Lista 10 y la mayoría que la apoya, refleja esa convicción y esa voluntad. Por eso también la construcción de la Lista 1, muestra el rejunte de los que votaron en contra de la Resolución 125 que favoreció a los sojeros, a los que los acompañaron en el Monumento a los Españoles, en Palermo, a favor de la burguesía agraria, de los exportadores y de los pooles de siembra,  los que le dieron tribuna en el local de ATE  a Eduardo Buzzi, mancillando la memoria de German Abdala, para que explicara la posición (¿traición?) de la Federación Agraria en la reaccionaria Mesa de Enlace y los que adhieren a una propuesta política travestida de centro-izquierda pero que en el Parlamento muchas veces vota con la derecha.


Los militantes comunistas hemos bregado siempre por la unidad. Hubiésemos querido que no se llegara a este tipo de confrontación. Aún ahora seguimos sosteniendo la necesidad de que la CTA no se fracture, hay que debatir al interior de la misma privilegiando siempre los intereses de los trabajadores. Por esa razón también, compartimos la propuesta de la Lista 10 de que cualquier diferendo con respecto al proceso electoral debe ser sometido al análisis y dictamen de un Tribunal Arbitral compuesto por reconocidos profesionales del Colegio de Abogados Laboralistas sin recurrir a la decisión de ningún organismo oficial,. demostrando con ello, una vez más, la autonomía de la Central.


Nada debe empañar el magnífico acto social y político que fue la elección directa de la CTA para cubrir mas de 16.000 cargos de conducción. Es un ejemplo que no reconoce antecedente ni nacional ni internacional.


De ese proceso salimos triunfantes todos los militantes clasistas y entre ellos, los comunistas. Hemos vuelto a ocupar espacios de dirección como no lo teníamos desde la dictadura militar que arrasó con los puestos de trabajo y la vida de destacados militantes. Compartimos responsabilidades en la conducción Nacional, en la Provincia de Buenos Aires, Santa Fe, La Rioja. Corrientes, Río Negro, San Juan. Igualmente en otras CTA zonales de localidades del interior de varias provincias, como asimismo en listas únicas como en Jujuy, Tierra del Fuego, Chaco y Villa Constitución.


Saludamos a toda la militancia, al esfuerzo por vencer todo tipo de dificultades, por esclarecer a pesar de la campaña de confusionismo que intencionadamente desataron los medios monopólicos audiovisuales para desalentar a los trabajadores.


Se trata de aprovechar el triunfo para seguir avanzando en la justa posición de nuestro Partido, afirmada en las resoluciones del 24º Congreso, a fin de construir el bloque político-social, integrado al torrente renovador que recorre América Latina, capaz de derrotar a la derecha y al capitalismo en crisis, para hacer realidad en nuestra Patria la Segunda y definitiva Independencia.

 


Con el sello de los trabajadores

 

El resultado de la Lista 10 en las elecciones de la CTA representó la activa participación de los movimientos sociales y las corrientes políticas.

 

En la reciente elección de la CTA, en que Hugo Yasky vería ratificada su continuidad como secretario general, vino aparejada a la activa militancia en la misma de la Corriente Nacional Agustín Tosco.


Esta victoria tiene su relato particular en cada uno de los importantes distritos en que se alcanzó. En Cañuelas, por ejemplo, el conteo de los votos, dio por ganadora a la Lista 10, encabezada por Mario Miceli, quien sumó 298 votos, contra 296 de la Lista 1 (con dos votos observados); mientras que en los votos al secretariado nacional, la 10 le ganó a la 1 por tres votos, en el que fue uno de los distritos más reñidos.


En Corrientes el triunfo de la 10 fue más holgado, con el electo secretario general, Gerardo Marturet (del Movimiento Evita), el electo secretario general adjunto 1º, Fabrizio Bin (del MTL), el electo secretario general adjunto 2º, Ezequiel Paniagua, (de ATE) y referentes del Movimiento de Organizaciones Barriales (MOB), del Movimiento Universitario de Izquierda (MUI) y del Centro de Jubilados de la Provincia.


Otra provincia en la que la Lista 10 resultó clara e indiscutible vencedora fue La Rioja, donde obtuvo un significativo 82 por ciento, a pesar de algunas demoras ciertamente llamativas en la entrega de los padrones por parte de la Junta Nacional Electoral. Rogelio De Leonardi, docente y candidato por la 10 (y responsable a nivel nacional de la cartera de derechos humanos de la CTA), manifestó que a “este triunfo se lo venía venir” y que sirvió para terminar “con la suposición de que había cierta paridad de fuerzas”.


Por su parte, el docente Pedro Ponce, candidato por la Lista 10 en el importante distrito bonaerense de Lomas de Zamora, explicó que allí su boleta alcanzó el 58 por ciento de los votos de 4.500 afiliados y que la 1 sólo consiguió el 21 por ciento. Ponce comentó que la victoria ya “se daba por descontada” y valoró “el aporte de los movimientos, como los Judiciales, el MTL, la Túpac Amaru, el Frente Transversal y el Movimiento Evita”. Asimismo, Ponce consideró que los votos obtenidos dan un fuerte espaldarazo “a una política actual de la CTA, que quiere atarse no sólo a la lucha reivindicatoria sino también participar en cada contradicción que se da en una lucha más política, como fue nuestra intervención en apoyo de las retenciones, a la nacionalización de las afjp, a la Ley de Matrimonio Igualitario, a la Estatización de Aerolíneas Argentinas y a la Asignación Universal por Hijo, disputas en las que jugamos con total autonomía”. Luego alertó: “los que hoy en día están empañando las elecciones, diciendo resultados lejanos a la verdad, lo hacen porque se les derrumbó el castillo de naipes que era el andamiaje para lanzar la candidatura de Víctor de Gennaro a presidente”.


En Río Negro, la referente del sindicato docente y candidata por la Lista 10, Bárbara Palumbo, informó que en la provincia patagónica “se obtuvo una diferencia a favor nuestro de 600 votos” y reafirmó el “empujón muy grande” del sindicato docente provincial, guiado desde hace poco por la Lista Celeste y Blanca, en el triunfo de la 10. Asimismo recordó la presencia de la corriente Nacional Agustín Tosco, que logró varios cargos en el seno de la conducción de la CTA provincial.


También en la agitada ciudad santafesina de Villa Constitución se dio el triunfo de la 10, uno de cuyos referentes, Carlos Sosa, en diálogo con Nuestra Propuesta, manifestó que “este triunfo muestra el grado de comprensión de los afiliados de la CTA en la necesidad de buscar la construcción de una alternativa política en el campo popular”.

Publicada el 29/09/2010
Imprimir Recomendar
Federación Sindical Mundial, América
ALBA - Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América
Encuentro Sindical Nuestra América
Portal realizado con herramientas de Software Libre bajo licencia GPL