Congreso de la Corriente Nacional Agustín Tosco (CONAT) - Noticias

Feed RSS de la categoría

Un punto de partida

El Congreso Nacional de la Corriente Nacional Agustín Tosco (Conat), se llevó a cabo en Buenos Aires el 10 de septiembre en la sede de la CTA de los Trabajadores, en el barrio de San Telmo. La vasta convocatoria, lograda luego de una numerosa serie de plenarios locales, provinciales y regionales previos, logró reunir en la sede de la central sindical a no menos de 300 trabajadores oriundos de 17 provincias argentinas.

Amén de ello, fue notoria la presencia de referentes sindicales de naciones hermanas como Chile, Brasil y Uruguay y del Comité Central del Partido Comunista argentino, representado por su secretario general, Patricio Echegaray, el secretario adjunto, Víctor Kot, el responsable de Organización, Salvador Caputo, y el encargado de los temas sindicales en la fuerza política, Mario Alderete.

Justamente fue Alderete quien se encargó de la conducción de todo el evento del clasismo sindical, que se llevó a cabo en el salón de actos ubicado en el subsuelo del edificio, rodeado los centenares de presentes por carteles que manifestaban la solidaridad con la Cuba revolucionaria y condenaban el bloqueo económico impuesto a la nación hermana por parte del imperio, por las banderas del Movimiento Territorial Liberación (MTL), de la propia CTA, del Movimiento Campesino Liberación (MCL), del Partido Comunista y de la Federación Juvenil Comunista (FJC). Presidió el acto, desde el estrado, una figura del mítico líder del cordobazo, el Gringo Agustín Tosco.

El congreso contó con presidencias honorarias de la talla de la actual presidenta del PCA, Fanny Edelman (que fue tomada ese día como afiliada de honor de la Conat), y de algunos ilustres espíritus presentes de luchadores como Carlos Fuentealba, Isauro Arancibia, Florencia Fosati, Carlos Imizcoz y José Miguel Zárate, Agustín Tosco y Alberto Caffaratti, Víctor Vázquez, Irene Rodríguez, Amelia Insaurralde, Antonio Alac, Carlos Sosa, Antino Silva, Roberto Mandryk, Graciela Acosta y los 30.000 desaparecidos. La presidencia efectiva fue ofrecida a Rogelio de Leonardi, secretario de derechos humanos de Ctera y secretario de la CTA de La Rioja, a Sandra Zapatero, secretaria de la comisión interna del banco Credicoop, a Cristian Poli, secretario general de Suteba-Zárate, a Diego Pérez, metalúrgico de la Provincia de Buenos Aires, a Ariel Elguer, de la corriente juvenil de la CTA, a Bárbara Palumbo, dirigente docente de la CTA rionegrina, a Nely Benítez, dirigente de la CTA de la provincia de Buenos Aires y miembro de la coordinación nacional del MTL, a José Chapu Urreli, coordinador de la mesa nacional del MTL, a Carmen Ibarra, coordinadora de la juventud del MTL y de la CTA de La Matanza, a Graciela Paccot, dirigente de la CTA de Santa Fe, a Marcos Finocchietti, de la CTA de Coronda, a Mario Bernasconi, sindicalista de Concepción del Uruguay, Rene Tapia de San Martin del Tabacal, Luis Cortadi de la Mesa Coordinadora de los Jubilados, Gustavo Olguín, de la Conat de la Ciudad de Buenos Aires, Mario Bernasconi de la Agmer de Concepción del Uruguay, “Chacho Mena”, secretario del sindicato de técnicos y supervisores mineros de San Juan, Mariano Chousal, secretario administrativo del sindicato del papel y el cartón y al presidente de la Asociación de Taxistas porteña, Luis Gallego Fernández. Todos ellos tomaron asiento en el escenario del acto y finalizado el Congreso fueron confirmados como la Mesa nacional de coordinación de la CoNAT.

Notables fueron también las presencias de la abogada de la Liga Argentina por los Derechos del Hombre Leticia Faccendini, de Miguel Angel Piru Pieretti, concejal electo de Villa Constitución, de Enrique Gigena, de la Mesa Coordinadora de Jubilados; de Tito Caporaletti, de la mesa directiva nacional de la CTA, y de Luis Livolti, coordinador nacional del MCL.

Varias horas del Congreso estuvieron dedicadas a los debates en comisiones, una de las cuales convocó a periodistas y comunicadores populares que dejaron en marcha La Tosco en la Comunicación Popular con una articulación nacional.

 

El aliento desde el estrado

Entre quienes presidían el acto, dirigió la palabra Rogelio de Leonardi que manifestó que “hay en el mundo una suerte de redescubrimiento de El Capital, en referencia a la obra de Carlos Marx, y destacó “la vigencia de las ideas que venimos sosteniendo por décadas”. Reflexionó: “si no acertamos a descubrir la riqueza del momento histórico, político y social de la Argentina y de América Latina, podemos alejar los procesos que nos lleven no sólo a la profundización del rumbo y del modelo nacional y popular sino a la definitiva y esperanzada segunda independencia, por la liberación nacional y social”. Agregó: “nuestro cuerpo último es el socialismo y el comunismo y a esto hay que señalarlo con firmeza” porque “esta es una excelente oportunidad para evitar que propios y extraños nos confundan cuando hacemos planteos de esta naturaleza y pretendan enfrascarnos en discuciones internas inacabables”. También dijo: “en este proceso de acumulación de poder popular no podemos dejar de exigir la radicalización del llamado modelo nacional y popular (...) desde la construcción día a día de una fuerza independiente, unida, de una fuerza organizada para derrotar al enemigo de clase”.

También desde la presidencia, José Chapu Urreli, dijo: “Venimos desde una historia muy rica en la representación de nuestra clase” y “hoy queremos destacar esa historia para recuperar los atributos necesarios de una organización que quiere aportar no sólo al sindicalismo de liberación sino a la construcción de la unidad del campo popular, la construcción de un proceso revolucionario en la Argentina, del socialismo y del comunismo”. También recordó el reciente décimo aniversario del MTL y valoró la labor de esa organización desde la crisis del 2001. Al respecto dijo que “estamos en la lucha contracultural a las ideas que en este país ha instalado el neoliberalismo y el individualismo”.

José Luis Livolti, desde su condición de principal referente del MCL argumentó que “los cambios estructurales que debemos lograr en el ‘campo argentino’ necesitan una semilla que dé su germen en la Conat”. También puntualizó que “no sólo hace falta una ley contra la extranjerización de la tierra (que incluya la remisión de los veinte millones de hectáreas que ya están en manos extranjeras) sino que también actúe contra los desalojos rurales y contra las fumigaciones de los pueblos”. Agregó: “Ratificamos, como siempre, la necesidad de una reforma agraria integral”.

Ariel Elguer apostó a lograr afiliar a la Conat al uno por ciento de los dos millones de trabajadores jóvenes que se incorporaron al sistema laboral en los últimos años de crecimiento de nuestro país y a su apuesta sumó una crítica: “Sin agua, sin recursos naturales, sin soberanía alimentaria, no tenemos perspectiva y necesitamos que en el seno de la clase crezca nuestra ideología para derribar las cadenas de dominación del imperio y derribar a los patrones, que son lo que generan este sistema de explotación y nos condenan a la exclusión”.

Mario Alderete, también habló al público presente saludando a las delegaciones nacionales e internacionales y valorando, en primer lugar, la tarea llevada a cabo en los plenarios regionales que permitieron la concreción del congreso nacional de la Conat, al que acudieron representantes de casi todas las provincias argentinas. Dijo: “Todo este esfuerzo no es un punto de llegada sino un punto de partida de un nuevo momento de la Conat y seguramente contribuirá a seguir fortaleciendo a nuestra fuerza para cumplir mejor sus actividades dentro de la CTA y aun dentro de la CGT”. Habló también de “unidad de los trabajadores” y “recomposición del movimiento obrero”. Sumó a estas palabras algunas reflexiones sobre “el debate interno que se produce dentro de esa CGT como producto de la lucha por la hegemonía entre el viejo aparato cegetista y el kirchnerismo”.

Alderete también observó “una política tendiente a hacernos invisibles, como si la corriente clasista y el PC no existieran” y denunció que esa es “una política llevada adelante tanto por la derecha tradicional como por la nueva derecha y los medios monopólicos de comunicación”.

Agregó que en el debate debía considerarse cómo entendemos a La Tosco, su razón de ser, su composición, su sentido clasista que hunde sus raíces en la historia de lucha de la clases, para continuar señalando que había que prestar especial atención a nuestra visión sobre la recomposición del movimiento sindical.

Llamó a elaborar las propuestas para el plan de acción de La Tosco, a la constitución de las mesas provinciales y regionales y a la escuela de formación.

Finalmente, ratificó: “¡Existimos, somos estos, y aspiramos a ser mucho más!”

Publicada el 13/09/2011
Imprimir Recomendar
Federación Sindical Mundial, América
ALBA - Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América
Encuentro Sindical Nuestra América
Portal realizado con herramientas de Software Libre bajo licencia GPL