Para mejorar los ingresos - Artículos de Opinión

Feed RSS de la categoría

Hay una gran parte que se puede hacer desde el Anses, pero hay temas pendientes que es necesario señalar.

*Por Dario Miguel “Tito” Caporaletti, dirigente de los jubilados en la CTA, e integrante de la Corriente Nacional Agustín Tosco.

El Pami ha crecido en estos últimos años al calor del crecimiento de la economía y la inserción laboral de millones de personas, lo que ha pemitido empezar a crear una fortaleza a los ingresos para poder dar soluciones en los temas previsionales.

Es necesario que reconozcamos que se recuperó bastante de todo lo perdido durante la época de Carlos Menem-Domingo Cavallo, y que continuó con el gobierno de la Alianza encabezado por Fernando De la Rua, en esos tiempos se perpetró un vaciamiento total de los ahorros previsionales, como sucedió entre otras cosas, con la creación de las Administradoras de Fondos de Pensión, que fueron a la larga, las que destruyeron todo el sistema y le dieron un financiamiento extra a las grandes corporaciones, a tal punto que el dinero estaba diseminado por las sedes de las grandes empresas, como Nueva York, o las bolsas financieras del mundo. Además fue un gran negocio para las operadoras que manejaban estos fondos, que se fueron achicando, ya que de una treintena que existían quedaron una docena, eso fue un gran despojo de los ingresos de los trabajadores a los aportes jubilatorios.

Todos estos fondos se rescataron, lo que ha sido una gran medida, y hoy van a respaldar la política gubernamental, no precisamente en el tema jubilados. Es cierto que hubo varios aumentos en los aportes jubilatorios, pero aún así ese dinero no se utiliza para el sistema de jubilaciones, se lo emplea para financiar empresas y otras actividades que el gobierno piensa que son convenientes, incluso para pagar deuda externa.

Lo importante es rescatar estos recursos para una política que tenga el objetivo de mejorar la situación de las jubilaciones, el gobierno ha tenido el mérito de darle proyección a una enorme masa de gente que no tenía condiciones de jubilarse, que son más de dos millones y medio, que estaban marginados, convertidos en parias porque no pudieron aportar o trabajaron en negro, con estas medidas se le dió cabida a esta masa de la población, y aún con una mirada crítica podemos decir que es una medida positiva, pero no llega a un ingreso que pueda soportar el costo de vida y la canasta de gastos de una familia, ya que no llega mil quinientos pesos, por eso pensamos que tenemos que mejorar la calidad de los ingresos.

Para mejorar los ingresos, hay una gran parte que se puede hacer desde el ANSES, pero hay temas pendientes que es necesario señalar, uno es derogar la Ley de Domingo Cavallo y Carlos Menen, que anuló el 82 por ciento móvil, y anuló otras cuestiones colaterales, entre ellas el aporte previsional patronal, que era de 27 puntos, le bajaron 15 para quedar en 12 puntos. Hoy, entendiendo esta problemática pensamos que tendrían que restaurarse, anulando esta ley, todos los valores de los aportes patronales, con la salvedad de que las pequeñas y medianas empresas tengan más equidad y se les den 7 o 10 puntos para aportar, pero al resto un 25 o un 30 como mínimo para restaurar un poder de asimilación de los ingresos para los jubilados, ya que un setenta por ciento de la masa de jubilados cobra menos de 1500 pesos.

Podemos decir que el Pami ayuda con la baja del precio de los remedios, hay remedios gratis para las enfermedades graves, pero aún asi no alcanza, la mayoría de los jubilados se encuentra en una situación de pobreza, que puede resolverse con la aplicación del 82%, en medio de la campaña de un arco político, tal vez con la intención de desfinanciar a este gobierno y crearle problemas a partir de que el ejecutivo tendría las condiciones para pagar el 82 por ciento móvil y no lo hace.

Debemos abordar este problema de otra manera, pensando en nuevos ingresos e iniciar un debate muy serio, con una necesaria correlación de fuerzas favorable, si no es imposible, es una utopía. Tenemos que pensar en rentas extraordinarias, especialmente en el comercio exterior de granos, como ya se hace con la soja, también en los hidrocarburos, en la gran minería a cielo abierto, en todos estos negocios fabulosos, que manejan una renta extraordinaria que no tributa. Tambien están las transacciones de las grandes financieras como la bolsa de comercio, los juegos de azar, que pueden hacer viable y sustentable en el tiempo una calidad de vida y una jubilación dignas.

Publicada el 14/07/2011
Imprimir Recomendar
Federación Sindical Mundial, América
ALBA - Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América
Encuentro Sindical Nuestra América
Portal realizado con herramientas de Software Libre bajo licencia GPL